Prepara tu bicicleta para el mal tiempo

Prepara tu bicicleta para el mal tiempo | Ibiza Bike Tours

La bicicleta podemos disfrutar de ella en cualquier época del año, aunque estaremos de acuerdo en que, en ciertas épocas del año, cuando las temperaturas bajan y las zonas se llenan de agua o barro, los practicantes del ciclismo lo tenemos ligeramente más complicado.

Preparar la bicicleta para inverno o mal tiempo es algo necesario.

De todas maneras, tenemos que adaptarnos a las condiciones cambiantes y más duras, lo mismo que cambia la bicicleta para adaptarse al terreno y tiempo con el que se encuentra.

Conscientes de ello, vamos a daros unos útiles consejos para que tengas preparada tu bicicleta cuando llegue el mal tiempo. ¡Comenzamos!



¿A que debo estar atento?

Los neumáticos y frenos en una bicicleta de montaña Ibiza son importantísimos, por lo que debemos revisar con más frecuencia con el mal tiempo. Agentes como el frío, el barro o el agua hacen que su desgaste sea más rápido. Siempre que sea posible, debemos cambiar nuestras zapatas de freno o pastillas, dependiendo de lo que equipemos, por compuestos más duros o de mayor resistencia. De esta manera nos durará más y así se asegura contar con una frenada de mayor eficacia a lo largo del invierno o los días de peor climatología.

Los neumáticos cobran vital importancia y optar por unos buenos y de marcas de confianza es lo más aconsejable. Opta por neumáticos con tacos de mayor prominencia y que sean de mayor finura para que así se agarren de mejor manera en superficie de barro y que los tacos estén lo más separados posible para que así el barro no se pueda pegar al neumático.

No nos olvidamos de recomendar la reducción de la anchura de los neumáticos para que haya una mayor capacidad de paso entre las vainas o entre la horquilla y los neumáticos. Todo esto puede evitar que se produzca un atasco cuando pase el barro.

Otro aspecto importante es el del engrase de la transmisión, puesto que provenimos de una época más seca. En épocas de lluvia o barro el lubricante que usemos debe proporcionarnos más lubricación.



El agua y el óxido en la bicicleta

Cuando nuestra bicicleta atraviesa ríos o está durante horas bajo la lluvia o pasa por charcos, el agua puede estropear nuestra bicicleta de montaña. Si queremos evitar su sufrimiento, lo mejor es secar y engrasar la bicicleta cuanto antes mejor.

En caso de que se haya sumergido o estuviese mucho tiempo bajo la lluvia, lo mejor es llevar la bicicleta a un servicio técnico de confianza para que procedan a revisarla a fondo con un secado a conciencia y engrase de las partes internas.

Cuando las salidas hayan tenido al barro como uno de los protagonistas, es bueno darle primero con agua sin presión para así poder quitar el barro y después lavarla de forma normal con esponja y jabón neutro en manillar, sillín y los neumáticos. Para la transmisión lo mejor es un desengrasante específico con un cepillo para llegar a todos los lugares.

Evita el agua a presión en zonas sensibles de la bicicleta, caso de la horquilla, dirección, ejes de ruedas y pedalier o basculante si es una bici con suspensión doble.



El mantenimiento es fundamental, aunque no la utilices

Cada persona usa la bicicleta cuando puede o quiere. Muchas personas adoran hacer rutas guiadas en bicicleta durante el año y otros se conforman con el alqiler de bicicleta de montaña en Ibiza cuando tienen un hueco.

Si utilizamos mucho la bicicleta, es importante que esté sometida a un mantenimiento previo. Debemos limpiarla y engrasarla para que cuando se vuelva a usar esté en óptimo estado. Nunca la guardes sucia, pinchada o sin haberla engrasado, por lo que, de ser así, quizá cuando la tengas que coger, tengas que gastarte una buena cantidad de dinero en ponerla a punto de nuevo.

Piensa que tiene que estar alejada de la exposición directa al sol, lo cual evitará que pierda color la pintura o que se deterioren los esmaltes. Lo mejor es cubrirla con una funda en caso de que esté expuesta a elementos como la lluvia o el salitre para que no se oxide.



Esperamos que con todos estos consejos notes la mejora en la conservación de tu bicicleta. Cuanta más atención la prestes menos dinero te gastarás en arreglarla.



¡Disfruta de tu bicicleta!

Do you want to know more >about our services? Contact here